Saber más… del Colegio

El Colegio

El Colegio con mucha química

El Ilustre Colegio Oficial de Químicos de Madrid es una Corporación de Derecho Público, con estructura interna democrática, personalidad Jurídica propia, y plena capacidad legal para el cumplimiento de sus fines que se rige por la Ley.



HISTORIA DEL COLEGIO

Los Colegios de Químicos, con la denominación de Colegios de Doctores y Licenciados en Ciencias Químicas y Fisicoquímicas, fueron creados por Decreto de 9 de marzo de 1951. Un año más tarde, el 26 de mayo de 1952, se constituye el Colegio de Madrid con el nombramiento de su primera Junta Directiva. El Real Decreto 3428/2000, de 15 de diciembre, aprueba los Estatutos Generales de los Colegios Oficiales de Químicos y de su Consejo General. En ellos se cambia la antigua denominación de Doctores y Licenciados en Ciencias Químicas y Físico-Químicas por la de Colegios Oficiales de Químicos.


EN LA ACTUALIDAD

El Ilustre Colegio Oficial de Químicos de Madrid es una Corporación de Derecho Público, con estructura interna democrática, personalidad Jurídica propia, y plena capacidad legal para el cumplimiento de sus fines que se rige por la Ley.


ACTUACIONES Y COMPETENCIAS

El ejercicio de la representación de la profesión, facilitando el ejercicio profesional. Ordenar la actividad colegial velando por la conciliación de sus intereses con el interés general y los derechos de los usuarios.

Realizar el visado de proyectos, valoraciones, dictámenes, informes, peritajes y demás trabajos profesionales realizados por los colegiados.

Presentar estudios, informes y dictámenes cuando le sean requeridos, asesorando de esta forma a cualesquiera entidades públicas o privadas.

Informar de los proyectos de normas o disposiciones de la Administración que puedan afectar a los fines, funciones o competencias de los profesionales cuya representación corresponda al colegio.

Organizar, desarrollar, por propia iniciativa o en colaboración con otras entidades públicas o privadas, actividades de formación continuada, congresos, cursos, seminarios, conferencias, simposio, etc., destinados a la formación y perfeccionamiento técnico, científico o profesional de los colegiados.

Colaborar con las Universidades y otras entidades de formación de los futuros titulados en la mejora de los planes de estudio y la preparación de los mismos.

Promover y tomar parte en las relaciones y coordinación con otros colegios profesionales, u otros organismos y asociaciones nacionales y extranjeras.

Organizar y desarrollar, por medios propios o en colaboración con otras entidades públicas o privadas, actividades y servicios comunes de carácter profesional, cultural o de servicios, sistemas asistenciales, de previsión, y de cobertura de riesgos y responsabilidad civil derivadas del ejercicio profesional, que puedan ser de interés para los colegiados.

Esto no es solo química. Es toda la tabla periódica. – Kelly Moran.
150 aniversario de la Tabla Periódica y año internacional de la Química

X
X
X